Haciendo couchsurfing en Japón

Apenas compré mi pasaje a Japón decidí que quería hacer couchsurfing, ¿lo conocen?

En palabras de la página web:

Con couchsurfing puedes quedarte con personas locales en cualquier país del mundo. Viaja como un local, quédate en la casa de alguien y experimenta el mundo de una forma en la que el dinero no puede comprar

Para mi, couchsurfing es vivir experiencias reales al visitar un país, conocer gente local y compartir con ellos más que sólo viajar como turista y hacer un tour. Esa es mi forma favorita de viajar, según mi modo de verlo, es una de las mejores formas para conocer la esencia de un país. Por eso, mientras organizaba mi viaje Japón quise aventurarme, sabiendo que Japón es un país bastante seguro, y contacté varias personas que quisieron recibirme en sus casas.

La gracia de couchsurfing es que es una comunidad de gente interesada en compartir y conocer gente de otros países. La ganancia es la experiencia, así que es absolutamente gratis. A parte de quedarse gratis en sus casas, la idea es compartir, quizás preparar alguna comida juntos, que sus anfitriones los saquen a pasear y les cuenten de sus ciudades o cualquier otra idea que se les ocurra.

De los 3 meses que estuve viajando, me quedé aproximadamente 2 semanas en casas de personas. Así que fui alternando hospedaje en hoteles y couchsurfing. El primer lugar donde hice couchsurfing fue en Kamakura, a aproximadamente 2 horas desde el centro de Tokyo, con un señor japonés que tenía una cafetería y en el segundo piso tenía una habitación. En la foto estoy con las chicas que trabajaban en la cafetería y que eran un amor. Me quedé varias veces conversando con ellas hasta la madrugada y una de ellas me prestó su bici para salir a recorrer los alrededores.

Collage2

El segundo lugar donde me quedé fue, lo que podría decirse, una mala experiencia. Me iba a quedar dos noches en la casa de una chica japonesa que vivía en Roppongi, uno de los barrios más lujosos de Japón. Lamentablemente tomé un tren que se tardó más de lo que yo creía. Algunos sabrán que en Japón hay muchísimas líneas de metro, y yo justamente salí por la línea equivocada así que fue un martirio encontrarme con la chica. Además, ella trabajaba prácticamente de 8 am a 10 pm, así que no hubo mucho tiempo para compartir aun cuando su departamento era una caja de fósforos y dormíamos prácticamente una al lado de la otra. De ahí salí completamente deprimida y a punto de querer devolverme a Chile.

A esta altura del viaje, ya me estaba afectando haber viajado a un lugar tan lejano completamente sola, hasta que llegué a la casa de mi tercer host, que debo decir fue absolutamente maravilloso y más! Me quedé por 5 noches en Kyoto con un chico japonés de mi misma edad que justo iba a estar de vacaciones de la universidad en esa fecha. Además había viajado hacía poco a Sudamérica así que nos llevamos bien de inmediato.

Collage3

Una de las primeras cosas que me dijo Shunichi, recordando el poco español que aprendió en Perú, fue ¡Estoy caliente (tengo calor) y quiero cerveza! Un vaticinio de que lo íbamos a pasar bien juntos. El primer día fuimos a almorzar Okonomiyaki, una de la especialidades de la región de Kansai. El resto de la semana Shunichi me llevó a conocer un montón de lugares: Fushimi Inari-taisha (la foto con los torii rojos), Kiyomizudera de día y noche ya que en primavera hacen una iluminación especial donde el templo se ve hermoso con los árboles de sakura (una de las imágenes más hermosas que he visto en mi vida), Arashiyama y sus bosques de bambú, otra noche salimos a comer con sus amigos y visitar los templos de noche, otro día salimos a recorrer las tiendas cerca de Gion y probar dulces japoneses, otro día fuimos al mercado Nishiki y otro día simplemente nos quedamos descansando y jugando playstation. Así y todo me faltaron lugares por conocer, por lo que semanas después volví a Kyoto a ver todo lo que me faltó. Shunichi fue una de las personas más bacanes que conocí en Japón e hizo que me re-encantara con el país.

Luego de eso partí a Koyasan, un pueblito en las montañas, con fuerte tradición budista. Ahí me iba a quedar en la casa de un alemán practicante del budismo, que llevaba muchos años trabajando en un templo. Cuando me quedé con él fui la segunda persona en hospedarme en su casa, ahora ya ha hospedado una treintena de personas, y es que couchsurfing es adictivo!

Collage4

La verdad es que Matthias era un poco raro, pero la experiencia estuvo bien. La primera noche me llevó a una Izakaya, un bar japonés, lleno de monjes budistas, rapados y con sus ropas tradicionales, una imagen épica. Ahí comimos sashimi y me contó harto de la religión que practicaba. Al siguiente día me llevó en la madrugada a presenciar una ceremonia budista de su templo. En Koyasan no hay muchos lugares para hospedarse, la mayoría se queda en templos, carísimos donde en el precio les incluyen la posibilidad de presenciar esas ceremonias y un desayuno tradicional con el resto de los extranjeros. Luego de la ceremonia, Matthias me llevó con el monje líder del templo y tomamos desayuno con un grupo de viejitas japonesas y fue muy chistoso intentar entendernos. Ahí se ve la belleza de couchsurfing, vivir una experiencia única versus lo que el dinero puede comprar.

Mi última experiencia haciendo couchsurfing fue en Hiroshima. En esa ocasión me quedé en un hostal pero Ryota me invitó a una fiesta con sus amigos. Era una nabe party, una especie de sopa que se cocina entre todos sentados en la mesa. Además habían preparado sashimi de muchas cosas, incluyendo de pulpo. Ahí compartimos con sus amigos que eran muy chistosos y siendo la única extranjera fui bombardea con miles de preguntas. Al finalizar la noche una de las chicas me fue a dejar a mi hostal al otro lado de la ciudad. Si no son un amor? Todos fueron increíbles y hasta hoy sigo en contacto con muchos de ellos!

1556218_10152402441321694_2722572028818898534_o

Consejos al hacer couchsurfing:

  • No tengan miedo!
  • Siempre revisen bien los perfiles de las personas con las que se quieren quedar. Los comentarios de la gente que ya se quedaron con esas personas suelen ser muy útiles.
  • Envíen mensajes a cada persona contándole un poco de ustedes, por qué se quieren quedar con ellos y los días que quieren quedarse. No con mucha anterioridad, sus host generalmente estarán trabajando así que tienen que ver sus itinerarios.
  • Envíen mensajes a muchas personas porque seguramente menos de la mitad les responderán. Con paciencia!
  • La prioridad es compartir con gente local, no ahorrarse dinero (Yo logré ahorrarme unos 200.000 pesos chilenos en alojamiento, pero muchas veces durmiendo muy incómoda).
  • Entréguense a la experiencia con mente abierta y disfruten!
  • Si eres pudoroso quizás no sea la mejor opción para ti. En Japón me quedé mayoritariamente en casas de una habitación, es decir, yo y mi host dormíamos en la misma habitación.
  • Llévenle un pequeño regalo a sus host. Yo llevé vinos pequeños, algunos recuerditos de Chile y alfajores.
Anuncios

18 thoughts on “Haciendo couchsurfing en Japón

  1. Aww me encantó! Siempre me ha llamado mucho la atención esto, quisiera mucho algún día intentarlo! Muchas gracias por compartirlo, pero si realmente hay que no tener miedo. A mi me da algo de miedo pero espero algún día intentarlo! Compartir con los locales y hablar con ello es lo mejor un viaje.

    Me gusta

    1. Aww Cassandra, gracias por comentar! :3 Es lo mejor! Claro que hay muchas formas de compartir con los locales, pero es una buena forma cuando uno no va a estar mucho tiempo en un lugar y no conoce a nadie.
      A mi en verdad me daba un poco cosita, y aparte soy tímida, pero todo se da muy bacán! Ojalá lo intentes 🙂 (btw, te voy a agregar a blogs amiguis ahora :3)

      Le gusta a 1 persona

  2. Leí el primer consejo y me mataste jaja
    Pienso ir en abril y espero llenarme de valor para poder hacer couchsurfing (soy muy cobarde xD)
    gracias por contar tu experiencia 🙂

    Me gusta

    1. Hola Kristense! Gracias por comentar! 🙂
      Genial que vas en abril porque la vista de los cerezos es hermosa!
      Yo creo que el miedo es el gran pero! Jaja pero de verdad hay que ir sin miedo para poder disfrutar (aunque siempre teniendo precaución). Japón es súper seguro, pero en todas partes hay gente rara! Jaja Así que de verdad te recomiendo que veas bien los perfiles porque salen los comentarios buenos y malos y además puedes elegir quedarte solo con mujeres o con familias!
      Saludos, suerte con el viaje! En las próximas entradas también vamos a escribir sobre tips y lugares para visitar en Japón así que espero que te quedes con nosotras en el blog!

      Me gusta

  3. Hola! fue agradable leerte, pudiste haber sido más detallista y contar máas pelambres, como lo del alemán budista por ejemplo ajajaj. No quiero sonar atrevida, pero la verdad estoy muy interesada en hacer lo mismo que tu (ir a Japón sola), cual fue tu total en pesos o en dolares?? incluyendo pasajes, comida, cocavi, hospedaje y cerveza? xd, es para tener una referencia 🙂

    Me gusta

    1. Jaja tengo muchos pelambres en verdad! jaja (el alemán me daba cosita y no tenía pestillo la puerta del baño, así que esperaba que se fuera para bañarme xD)

      La verdad es que la plata depende mucho de lo que quieras hacer! Yo hice el cálculo de que podía gastar máximo 5.000 yenes diarios incluyendo todo todo, y hubo días que gasté muy poco y otros días que gasté más pero voy a hacer más entradas sobre Japón detallando todo esto y dando tips para que todo salga más barato 🙂

      Me gusta

  4. ¡Hola cami! No sabes la sorpresa que me dio leer en tu comentario que tenías un blog!!! WOHOOOOO!! Mil felicitaciones!!!!! Bienvenida a este mundillo ^^
    Debo confesar que soy super miedosa por lo que te considero una heroína de haber aperrado con tantas experiencias y duermiendo prácticamente al lado de chicos y chicas. ¿Ninguno se quiso sobrepasar? Digo yo, siendo mujer debiste de tener tus miedos, ¿No?
    Me encantaron tus experiencias, sin duda la pasaste fenomenal y de seguro esta información será muy valiosa para futuros turistas 🙂

    ¡Felicitaciones y nos leemos!
    Cariños!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Graciaaaas! 🙂 Hacía tiempo que lo estábamos planeando con mi amiga pero no teníamos tiempo y hay que tener tiempo para dedicarle a un blog! tú lo debes saber bien jaja
      Mi lema era aperrar con todo…esto si que fue turismo aventura jaja. La verdad es que nunca tuve miedo de que me pasara algo, sólo traté de tener precaución y por suerte no me pasó nada malo (Igual no me hubiese quejado si hubiese tenido una historia de dorama con el de Kyoto jaja).

      Muchas gracias Vilma por pasarte por aquí 🙂 de verdad que me pone muy contenta!
      Cariños!

      Me gusta

    1. Dale no más!! Quizás en otro país me daría miedo pero Japón es súper seguro 🙂
      Lo más importante es elegir bien a tu host, podrías elegir solo mujeres si te da más cosita xd. Es súper sencillo, solo tienes que entrar a http://www.couchsurfing.com y ahí poner la ciudad a la que quieres ir y te aparecen todas las personas que reciben gente en esas ciudades. Revisas sus perfiles a ver si te tincan y les mandas un mensaje preguntando por las fechas que necesitas!
      Y gracias!! Qué rico que te guste el blog :)!!

      Me gusta

  5. Holaa!! tu entrada es muy buena 🙂 Estoy planeando ir a Japón el próximo año, y me gustaría hacer couchsurfing, aunque me da algo de miedito, pero me gustaría hacerlo, creo que sería una experiencia genial! poder conocer gente a través de esto, Aunque tengo una duda, hay que saber o dominar algún idioma para hacer couchsurfing? o simplemente eso no importa!? bueno eso. Tu blog me ha servido de mucho para orientarme!! gracias. 🙂
    Saludos

    Me gusta

    1. Hola :)!! Te lo recomiendo absolutamente! De verdad que yo siento que si no compartes con la gente no puedes ver la esencia real del país así que inténtalo 🙂
      Yo estudié japonés pero la verdad es que todos estaban felices de poder practicar su inglés, así que hablamos más en inglés. También deben haber japoneses que hablan español interesados pero ahí debe ser menos las probabilidades. En couchsurfing también hacen juntas! Hace poco en Kyoto vi que había un grupo de japoneses que se juntaban a hacer picnic y hablar en español 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s