(El miedo a) Viajar solo a Asia

12625776_10153970041801694_1880671508_n.jpg

Cuando comencé a pensar en irme sola a Asia por tres meses tuve muchas dudas. No me daba miedo, pero no sabía si iba a ser capaz de hacerlo y me sentía un poco insegura. Después de todo, iba a estar a miles de kilómetros sola en un lugar desconocido y moviéndome constantemente. Viajar a estudiar es totalmente distinto, tendrás tu espacio propio y harás amigos rápidamente así que puedes estar cómodo… Pero irse por un largo tiempo requiere reflexionar mucho.

En ese momento me compré el libro “Días de viaje” de Aniko Villalba, una chica argentina que seguía hace muchísimos años y que en su libro relataba sus viajes por Latinoamérica y Asia. De verdad que su libro llegó en el momento indicado, porque luego de leer su experiencia haciendo couchsurfing y el como la cuidaban mucho más por ser mujer y viajar sola me inspiró a tomar mis maletas y partir sin miedo. Gracias a ella me animé a hacer couchsurfing en Japón.

Japón y Corea son dos países increíblemente seguros, tienen uno de los índices más bajos de delincuencia en el mundo, así que por ese lado es totalmente seguro viajar sola. En Japón si pueden arrendar wifi movil ya está, estarán salvados (yo me limité al wifi del Starbucks). Corea es el reino del wifi rápido, siempre podrán encontrar un wifi abierto y buscar lo que necesiten si se pierden.

Por otra parte, si no hablan el idioma también pueden manejarse perfectamente con el inglés. Las estaciones de metro tienen todo en inglés y a pesar de que algunos asiáticos le tienen terror al inglés, siempre intentarán ayudarlos. En mi primer día en Japón, un señor, que yo sigo creyendo  era un indigente (sí, en Japón si hay personas en situación de calle), me llevó hasta la cabina de policía a preguntar la dirección y luego hasta la puerta de mi hotel. En mi primer día en Corea, una señora me llevó en auto hasta mi hostal (y mil otras muestras de amabilidad que pueden leer en este post sobre la amabilidad coreana en Busan). En Corea también me regalaron cocaví o merienda en el tren, y en Japón una familia me regaló muchas cositas mientras subíamos a la cima del cerro en Miyajima.

Por otra parte, aunque no he viajado aún al Sudeste Asiático (pronto, yay!), se qué puede ser un poco más peligroso. Allá si que hay personas especializadas en robarle a extranjeros, bastante parecido a lo que pasa al viajar por América Latina. Simplemente hay que tomar mayores resguardos y ser precavidos! Por otro lado, el sudeste asiático es increíblemente turístico, así que están acostumbrados al inglés, por básico que puedan responder.

Siendo sincera, no todo es color de rosa. Yo tuve dos bajones fuerte durante el viaje, porque viajar solo si es una experiencia fuerte. Por un momento me sentí muy sola y sentí la necesidad de compartir con alguien el viaje, pero ahora puedo decirles que a medida que vayan avanzando van a encontrar gente en su camino que harán de su viaje inolvidable. Yo recuerdo con demasiado cariño todas y cada una de las personas que conocí. La gente que me alojó haciendo couchsurfing, algunas personas que conocí en los hostales, y que también viajaban solas, con las que compartí una comida o salimos a recorrer o simplemente personas con las que compartí unas palabras.

El segundo bajón fue cuando me intoxiqué y tuve que ir al hospital. Estar enfermo y solo en otro país no es lindo, pero les reitero la importancia de viajar asegurados. Sin embargo, gracias a eso me animé a ir a Corea (en vez de devolverme a Chile). Así que hasta los momentos malos sirven en el viaje!!

Algo importante que me di cuenta en el viaje fue que viajar solo te hace abrir todos tus sentidos y absorber mucho más lo que pasa a tu alrededor. Muchas veces cuando viajamos acompañados nos abstraemos de los lugares por las conversaciones y de compartir con la gente del país porque nos mantenemos dentro de nuestro círculo de personas.

Creo que viajar sola debe ser una de las experiencias que más hacen crecer en la vida, te impulsan a sobrepasar tus limitaciones y miedos, a salir de tu zona de confort, replantearte cosas de tu vida y experimentar todo intensamente. Al final, a pesar de las dificultades, estoy feliz de que viajé sola, dejó una huella muy profunda en mi y lo mejor es que ahora estoy totalmente segura que puedo hacerlo de nuevo y es por eso que me voy a una nueva aventura sola muy pronto.

Viajar, en cualquiera de sus formatos, es una experiencia enriquecedora para el alma, y si lo único que se interpone entre sus sueños y ustedes es el miedo a viajar solos, escribí este post especialmente pensando en ustedes para que se animen a hacerlo!! Les juro que no se van a arrepentir.

Viajarsolo.png

Y al final de cuentas, nunca estarán tan solos 🙂

En la foto: personas de muchos países (británicos, australianos, daneses, malayos, vietnamitas, tailandeses, coreanos, japoneses, chinos, franceses, canadienses y un largo y hermoso etcétera) que alegraron mi camino

Anuncios

3 thoughts on “(El miedo a) Viajar solo a Asia

  1. Ay Mila, tan cierto todo lo que dices. En mi caso, durante mi viaje pasé por diferentes etapas. Algunas acompañada y otras completamente sola, pero al igual que tu creo que el viajar sola tiene grandes ventajas, uno realmente puede aprender muchísimas cosas y vivir la experiencia del viaje de otra forma. Yo también nunca tuve miedo en temas de seguridad, porque la verdad si bien en China igual pasan cosas, la diferencia con Chile es inmensa. En Chile de verdad uno no puede ni andar con el teléfono en la mano, en cambio en Asia no es así. Así que yo no tuve miedo de eso, pero lo que si me pasó algunas veces es sentir una gran frustración cuando me perdía (soy buenísima para perderme, incluso en Santiago) y cuando no entendía o perdía el bus o no se hahaha. Pero bueno, aún así, todos esos recuerdos, los maravillosos y los no tanto son una gran experiencia 🙂 Creo que todos deberían animarse algún día a probarlo, quedarse en Chile y no salir es lo peor…

    Saludos Mila me gustó mucho este post ❤

    Le gusta a 1 persona

    1. Algo que me faltó comentar y aprovecho de preguntarte…no sentiste que ahora puedes recordar mucho mejor todo lo que hiciste sola vs lo que hiciste acompañada? (quitando que acompañada hiciste recuerdos muy lindos haha).
      Lo que dices de perderte es tan cierto! Cuando llegué al aeropuerto estuve como una hora dándome vueltas buscando mi tren, lloré de frustración! Pero ya sabemos que todo enriquece la experiencia ❤

      Concordamos que quedarse en Chile y no salir es lo peor 😥

      Gracias Cassie! Un abrazo! 🙂

      Me gusta

  2. Muchas gracias!!!! Mi viaje comienza mñm por Japón. Un mes y estoy muy nerviosa. Este post me ha ayudado mucho para tener un poco más de confianza y recordar porque tome la decisión de ir.

    Realmente gracias!!!!
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s