Recorriendo Vietnam: Llegada a Hanoi

Ya van 4 meses desde que fui a Vietnam y desde ese momento que estoy intentando terminar el relato de mis pequeñas vacaciones allá :(. Valdrá la pena la espera, I promise. El 2014 cuando estuve estudiando en Japón, mis mejores amigas eran vietnamitas  y les agarré un cariño inmenso, tanto que sentí que habíamos sido amigas en otra vida y estábamos destinadas a reencontrarnos, así fuera en otro lado del mundo. Cuando me fui de Japón no sabía cuándo iba a ser capaz de volver a Asia así que simplemente bromeábamos que cuando fuéramos millonarias, yo iría a Vietnam y ellas vendrían a Chile. Para mi fortuna, este año cuando tuve que salir de Corea por un tiempo inmediatamente elegí Vietnam para ir a visitarlas (sólo un alcance, estoy muy lejos de ser millonaria jaja).

Mi presupuesto era escaso, así que sólo visité Hanoi, la capital al norte del país y algunas ciudades cercanas como Bac Ninh y Halong Bay. Tenía muchísimas ganas de ir a Danang, Hoi An, Sapa y Ho Chi Minh, pero planeo regresar alguna día a conocer el resto de Vietnam (la nueva broma con mis amigas es que iré en mi luna de miel y les presentaré a mi esposo jaja).

Viajé en mayo desde Seúl por Vietnam Airlines (una de las mejores aerolíneas en las que he viajado) y dos cosas que me impactaron apenas salí del aeropuerto fue el calor (y eso que recién estaba partiendo el verano) y las motocicletas. Hanoi y Ho Chi Minh son famosas por la impresionante cantidad de gente que se moviliza en moto. Cuando cuento esto suelo graficarlo diciendo que en Hanoi hay más motos que personas.

Vietnam 💕

A post shared by Camila🌸까밀라 (@kamiracle) on

Creo que aún no logro determinar si los vietnamitas son los mejores o los peores conductores del mundo, porque, por una parte, las calles son una jungla. Nadie respeta la dirección de la calle, se cruzan en quinta, sexta o séptima fila y pasan entremedio de lugar impensados, pero por otro lado, hay que tener muchísima destreza para poder sobrevivir a las calles vietnamitas. Una de mis amigas es pequeña y flaquita y así manejaba una motoneta bastante pesada. Las chicas se van al trabajo con tacos y mini falda, pero se puede ver una prenda muy poco fashionista que usan para cubrirse del sol, porque pucha que quema, y cubrir sus piernas al usar faldas.

IMG_8532.JPG
My lovely ninja friend usando la vestimenta típica para viajar en moto. También usan mascarilla porque la contaminación es horrible con tanta motocicleta.

Una de mis amigas me fue a recoger al aeropuerto y nos fuimos al lugar donde ella arrendaba una habitación, lejos de las zonas turísticas, por lo que era la única extranjera en un barrio residencial de la ciudad y automáticamente llamaba la atención. Tras descansar un poco salimos de ruta gastronómica, y desde la primera vez que probé la comida vietnamita original (ya había probado algo en Seúl), le declaré mi amor absoluto. Hoy en día, cada vez que un vietnamita me pregunta qué pienso de su comida, siempre respondo que es la comida más rica del mundo.

La comida más rica del mundo está en Vietnam! The most delicious food in the world is Vietnamese food!

A post shared by Camila🌸까밀라 (@kamiracle) on

Una de las primeras maravillas que probé fue este yogurt con hielo y frutas. Mi amiga tan acostumbrada a verlo como un postre, se espantó cuando me vio comiendo yogurt al desayuno (algo demasiado normal en Chile). Ese día también comimos bánh mì, un sandwich muy parecido al baguette (pero hecho de harina de trigo mezclada con harina arroz) o al kebab, relleno con algún tipo de carne y verduras.

comidavietnamita.png

  1. ¡Lástima que las fotos no logran transmitir la delicia de ese Bánh mì!
  2. Bebida de caña de azúcar
  3. Postre misterio: Tofu blanco, con jalea y otras cosas extrañas jaja
  4.  Sopa misteriosa correspondiente a mi primer desayuno en Vietnam.

Algo que me fascinó de Vietnam es como la vida se vive en la calle. Los puestos de comida se toman las veredas y se ponen con unos asientos enanitos muy característicos del país. Generalmente se especializan en algún platillo, hasta que se les acaban los ingredientes y luego se pone otro carrito. La verdad es que la higiene era la menor preocupación de los dueños, pero toda la comida callejera que comí me pareció increíble y mil veces mejor que lo que probé en restaurantes. Recomiendo mil veces aventurarse a probar todo lo que encuentren en las calles, yo, que soy super enfermiza, sobreviví.

En mi primer día en Hanoi, mi amiga me llevó a uno de los lugares más famosos y al rededor del cual se desarrolla la mayor parte del turismo: Old Quarter, el casco histórico de la ciudad con miles de años de historia que conserva la arquitectura original vietnamita. Cada calle de este barrio se especializa en alguna actividad comercial: libros,  zapatos, plantas medicinales, galerías de arte y un largo etcétera.  Pero sin duda, mi lugar favorito en esta zona es el gran Lago Hoàn Kiếm. Creo que fuimos al menos unas 6 o 7 veces a este lugar y todas las veces la vista al rededor del lago mientras andábamos en moto me parecía increíble.

lago

 

Uno de los atractivos del lugar es un puentecito rojo que lleva hacia un templo (que no visité porque mi amiga me recalcó que no tenía nada especial) y una pequeña construcción que se encuentra al medio del lago. Yo sobre todo disfruté caminando a la orilla del lago con hermosos jardines llenos de flores y árboles. Muchos vietnamitas andaban paseando con sus hijos, otros comiendo frutas y bebidas a la orilla del río buscando la sombra de algún árbol para escapar de los 38 grados de calor de ese día.

lago2
Vista nocturna del lago
lago3
Una de las esquinas más concurridas (donde es una aventura cruzar) llena de cafés y restaurantes.

 

oldq1

  1. Uno de los pocos lugares que visitamos ese día fue la Opera House de Hanoi, uno de los tantos edificios de arquitectura europea construido durante la colonia francesa. Unos recién graduados andaban celebrando 🙂
  2. Los alrededores de la Opera están rodeados de muchas galerías de arte gratuitas.
  3.  Chile no es el único país con fiebre por las teleseries turcas! Ahí andaban unas chicas con una vestimenta bastante peculiar promocionando en bicicleta la última serie turca.
  4. El día lo terminamos cenando en un pequeño restaurante de barrio que tenía buffet por 2 dólares. Yo sólo me repetí arroz y la dueña me pedía que por favor comiera algo más y no sólo arroz jaja.

Aún tengo muchas cosas que mostrarles de Vietnam! Pero siento que si no publico esta parte ya, entonces nunca va a salir a la luz jaja. Más adelante les seguiré contando más maravillas de Hanoi y sus alrededores.

Algunos datos a tener en cuenta al visitar Vietnam:

Todos los latinos necesitamos visa para entrar a Vietnam pero es sumamente sencillo sacar la Visa on arrival (sólo si llegan vía aérea por Hanoi, Ho Chi Minh y Danang). Los requisitos son

  • Una carta de invitación (Lo más fácil es pagarle a una empresa turística por esta carta, yo pagué 8 dólares)
  • 1 foto tamaño carnet
  • Formulario de entrada
  • Pasaporte con 6 meses de validez

Al llegar al aeropuerto, antes de hacer el papeleo en inmigración, se presentan todos esos documentos. Yo pagué 25 dólares (deben llevar efectivo!!) y después de unos 20 minutos recibí mi visa. Muy sencillo 🙂

Anuncios

5 thoughts on “Recorriendo Vietnam: Llegada a Hanoi

  1. Que genial! ese yoghurt tiene muy buena pinta eh.
    Con lo de las motos me acordé de Taiwán ❤ allá también es así, aunque quizás ellos son más ordenados y precavidos con lo que respecta a conducir en las calles. Lo que si es que a pesar de haber tanta moto allá, ellos si controlan bien el tema de la contaminación. Aish Taipei, te pienso…
    Linda entrada Camila! espero poder ir para allá algún día ❤ hablan tan divertido

    Saludos!

    Me gusta

  2. Yo fui a Hanoi!!! Hace como cuatro años, por pega. Es muy bonito! Y la gente es muy amable, siempre te sonríen, aunque no te entiendan ni jota. El templo al que no fuiste es como todos los templos de esa parte del mundo, tiene la tortuga gigante afuera y mucho incienso para prender, yo no había estado nunca en un templo así y por eso necesitaba verlo.

    Eso de cruzar la calle en Hanoi sí que fue una aventura, reconozco que casi desistí, pero las motos andan tan despacito, como que fluyen y no me arrepiento de haber sido valiente y haber cruzado más de una calle. Después de la primera vez es mucho más fácil. Amé que todos andaran en moto y a veces de muchas personas en una sola moto.

    También fui a Ha Long Bay, así que espero tus fotitos. Yo ahí comí así sin importarme la higiene y uuuhh, estaba delicioso! Fui la única en mi grupo que se atrevió.

    Me gusta

    1. Viajar por pega, que hermoso ❤ jaja
      Si! Me gustó mucho la gente, súper sociable y amable (aunque los vietnamitas de mi actual dorm son terribles, estoy a punto de asesinarlos).
      Yo después me lanzaba no más a las calles, mi amiga decía que si lo hacías lentito las motos te esquivaban jaja.
      Y no escribiste de ese viaje? Sería entrete leerlo 🙂 A dónde más fuiste?

      Me gusta

      1. Ya no me toca pero en ese momento fue BACAN (Fui a Europa, a Vietnam y a Qatar). Me doy por pagada con eso.

        Pucha, vietnamitas, ubíquense! Me imagino. son medio desordenados, no? Les gusta el caos.

        Eso es muy verdad!! Las motos te esquivan! Una no sabe cuando recién se lanza pero después es como pfftt voy a cruzar y qué.

        Debo haber escrito alguna cosa así pequeña, tendrías que revisar el tag “en viaje” Creo que hice un resumen porque fue antes de que empezara a escribir el blog. En esa oportunidad, como era por pega, sólo estuve en Hanoi y en Ha Long Bay.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s