Cafés de perros y gatos

2014-05-01 04.10.44La primera vez que vine a Corea el 2014, tenía muchas ganas de ir a un café de perros. La gracia es que puedes ir a uno de estos cafés donde no tienes que pagar entrada, pero tienes que consumir una bebida (al doble del precio de cualquier café) y puedes permanecer por el tiempo que quieras jugando con los perritos.  En aquella ocasión fui a uno ubicado en Hongdae, uno de los más famosillos, Bauhaus. Recuerdo haber salido totalmente deprimida y descepcionada del lugar. El lugar estaba siempre lleno de gente y los perritos estaban acostumbrados a hacerle gracias a la gente para que le dieran de los snacks que se podían comprar en el mismo lugar. Me imaginé la cantidad de snacks que comían en el día y el descuido total por su alimentación en pos de las ventas. Me imaginé también el estrés por estar manoseados y molestados por un montón de gente todos los días. Lo odié, me cargó la cantidad de sobrestimulación a la que eran sometidos, porque está bien que los perros sean juguetones, pero no se les puede mantener en esas condiciones todo el tiempo.

Luego no volví a visitar uno de estos cafés hasta que me mudé a vivir en un pueblo al sur de Corea. Aquí más que funcionar como un lugar para jugar con los perros, funcionaba como guardería para quienes no tuvieran con quien dejar a sus perritos, además de poder recibir cuidados veterinarios y cortes de pelo. Como estaba en un pueblo pequeño, no mucha gente iba. Los perritos eran super cariñosos y les encantaba dormir en mi regazo.

 

Al mudarme de vuelta a Seúl y al extrañar mucho a los perritos, cometí el error de ir a otro café en una zona turística, Myeongdong. Aquí también estaba llenísimo de gente, el lugar olía mal y en general, me pareció que los perritos estaban tristes.

 

Deprimida y resignada a estar sin amor perruno, al tiempo después descubrí (o me contaron, ya no me acuerdo) un café de perros a, literalmente, 5 minutos desde mi casa. Este lugar, a pesar de estar cercano a dos universidades, nunca he visto mucha gente. Los perritos se notaban bien cuidados y amados por los dueños.

 

En conclusión, si quieren visitar uno de estos lugares, les recomendaría no visitar los cafés de perros que están en las zonas más turísticas como Myeongdong, Hongdae o Gangnam. Muchos lugares han sido acusados de no cuidar bien a los perros y maltratarlos. Lo mejor sería visitar estos cafés en lugares más alejados, donde en general no tienen tantos perros y pueden cuidarlos bien. Pueden v isitar el que está cerca de mi casa (un poco alejado del centro de Seúl).

En cuánto a los cafés de gatos, se da algo similar. En Myeongdong siempre se pueden encontrar personas disfrazadas de gatos promocionando estos lugares, pero luego de mis experiencias traumáticas, decidí no ir a uno de estos cafés hasta que descubrí uno muy escondido cerca de mi casa en un barrio totalmente residencial. Si bien siempre le he tenido un poco más de miedo a los gatos, a mi novio le encantan, así que decidí aventuramente, y para mi sorpresa, terminé enamorada de los gatos esfínge.

 

 

¿Les gustaría visitar uno de estos lugares? aparte de estos cafés, también existen cafés de ovejas, mapaches, suricatas, etc. que pueden buscar si les interesa (yo no tengo intenciones de visitarlos).

Anuncios

One response to “Cafés de perros y gatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s